Código de conducta ACNUR

Código de conducta ACNUR

La habilidad de poder sostener altos estándares de conducta ética y profesional es lo que asegura la protección y la asistencia a los refugiados por parte de ACNUR. Es por eso que el código de conducta acnur es fundamental para mantener a los miembros del personal dentro de tales estándares.

ACNUR es una agencia mundial de la ONU que trabaja para ofrecer refugio a personas que lo necesiten. Su fin es garantizar que todas las personas tengan derecho a buscar un asilo o un refugio seguro en cualquier lugar del mundo, ofreciendo la opción de regresar eventualmente a su hogar.

Código de conducta del ACNUR

Todo el personal que trabaja para ACNUR tiene la responsabilidad de cumplir, estimular, promover y hacer cumplir este código de conducta. Con el fin de que cada uno posea una guía de como tomar decisiones éticas tanto en sus vidas profesionales como personales.

El código de conducta ACNUR consta de 9 principios fundamentales:

Principio 1: Tratar a todos los refugiados y a las otras personas de interés con imparcialidad, respeto y dignidad:

Es una obligación para todo el personal de ACNUR tratar con respeto y dignidad.  Se exige que el personal evite por todos los medios ser visto como si estuvieran favoreciendo a algún individuo o a algún grupo en particular.

Los beneficiarios de ACNUR no tienen la protección que antes tenían en sus países, localidades o familia y por lo tanto el personal tiene que ver a la gente a la que sirven como seres humanos y no como casos individuales, poblaciones o números de casos.

Principio 2: Sostener la integridad de ACNUR asegurando una conducta del mejor estándar:

La integridad de ACNUR depende en gran medida de la integridad que posean sus miembros, por ello el comportamiento global debe ser honesto, verás y leal a la oficina u organización.

Se debe evitar críticas sobre la organización de manera pública. ACNUR recuerda a sus empleados, que son visto como figura pública de importancia y deben cuidar su reputación.

Principio 3: Evitar conflictos de interés para preservar la confianza del público en ACNUR:

No se acepta el hacer uso de la oficina o del puesto obtenido en ACNUR para generar ventajas personales o realizar algún tipo de negocio privado.

El personal debe cuidarse y por lo tanto evitar cualquier regalo, honor o remuneración por parte de cualquier gobierno con el fin de no aparentar influenciar las decisiones o acciones de la organización.

Aunque los trabajadores de ACNUR no pierden el derecho al voto, no se pueden presentar como candidatos ni tampoco ocupar cargos políticos locales o nacionales y si hay apoyo a algún partido político debe hacerse con discreción.

Principio 4: Código de conducta ACNUR y la armonía en el lugar de trabajo:

Tanto los gerentes como el personal de la organización, son responsables de construir un ambiente de equipo; basado en el respeto, la educación, la tolerancia y la moderación.

ACNUR mantiene que el buen desempeño no solo tiene que ver con la eficiencia con la que se realice un trabajo sino también con la manera como se interactúa con los demás.

Los gerentes deben estar abiertos a todos los puntos de vista, incluidos los del personal subalterno.

Principio 5: Promover la seguridad, salud y bienestar de todo el personal de ACNUR:

Como institución, ACNUR es responsable de la seguridad y del bienestar de su personal. A su vez el personal debe hacer todo lo posible para evitar y minimizar los riesgos para ellos y para los demás dentro del trabajo.

Para mantener la productividad es necesario un equilibrio razonable entre la vida y el trabajo, por ende el personal debe seguir las instrucciones de seguridad emitidas internamente por ACNUR y las emitidas externamente por el oficial de Naciones Unidas.

Principio 6: Hacer uso responsable de la información y los recursos de ACNUR

La eficiencia y la credibilidad de ACNUR y de su personal puede verse en peligro si existe una divulgación de información delicada o confidencial. Por tal motivo todos deben respetar la información privada.

A su vez, el personal debe estar en condiciones de rendir cuenta de cada centavo que fue gastado en nombre de ACNUR, con el fin de utilizar responsablemente los recursos encomendados por la organización.

Principio 7: Combatir el abuso de los refugiados y de las otras personas de interés:

Ningún trabajador de ACNUR puede abusar del poder que se le confiere al tener a su disposición los recursos ofrecidos por la organización, con el fin de hacer parecer en desventaja a algún beneficiario.

Las relaciones sexuales, emocionales y financieras entre el personal y los beneficiarios pueden llegar a ser percibidas como un abuso de poder y confianza; por ello lo mejor es evitar tales situaciones y con esto evitar los conflictos de interés.

Principio 8: Código de conducta ACNUR y las actividades delictivas o inmorales:

Esta totalmente prohibido el involucrarse o dar apoyo a actividades de origen ilegal, actividad de explotación, abuso o actividad inmoral que viole la dignidad humana. No importa si tales actividades se lleven a cabo dentro de las instalaciones de ACNUR.

La explotación y el abuso sexual son actos punibles que pueden llevar hasta el despido sumario. Toda actividad ilegal y de abuso sexual debe ser denunciada ante la supérvision.

Principio 9: Abstención de cualquier tipo de hostigamiento, discriminación, abuso verbal o físico o favoritismo en el trabajo:

No debe tolerarse de ninguna manera la discriminación, el hostigamiento o la intimidación por motivos de raza, genero, religión, color u origen nacional o étnico. Todas estas conductas generan un efecto negativo en el entorno de trabajo.

El personal de Naciones Unidas tiene la obligación de crear y mantener un entorno que prevenga todas estas prácticas negativas.

También se hace referencia a las relaciones sexuales y emocionales por parte de los trabajadores dentro de ACNUR, que aunque no tienen nada que ver con terceros puede generar un favoritismo mal visto por el resto del personal, por lo tanto no se debe continuar con la relación o debe notificarse a supervisión.

Deja un comentario